En noviembre de 2016, Google anunció el principio del proceso de la indexación centrada en móviles. Esto significa que Google usa principalmente la versión del contenido para dispositivos móviles a fin de realizar la indexación y posicionamiento de un sitio web. Ya que la mayoría de las búsquedas se hacen principalmente desde dispositivos móviles, es normal que Google haya considerado esta una buena manera de asegurar que las webs están optimizadas para móviles y, así, mejorar la experiencia del usuario móvil.

Desde 2019 a todas las webs nuevas ya se les aplica la indexación centrada en dispositivos móviles y el total cambio de todas las webs a este método estaba pensado para Marzo 2021.

Pero, no te preocupes, como Google anunció también seguirá teniendo en cuenta al usuario de escritorio:

“Nuestros algoritmos acabarán utilizando principalmente la versión móvil del contenido de un sitio para clasificar las páginas de ese sitio, para entender los datos estructurados y para mostrar fragmentos de esas páginas en nuestros resultados. Por supuesto, aunque nuestro índice se construirá a partir de documentos móviles, vamos a seguir construyendo una gran experiencia de búsqueda para todos los usuarios, tanto si vienen de dispositivos móviles como de escritorio”.

Traducción:

“Solo quiero confirmarlo. El 1 de abril, todas las webs estarán bajo la indexación centrada en móviles, ¿no?” / “Esa es la meta aproximadamente. No tenemos ninguna razón de peso para alcanzar una fecha en particular, así que podría ser que los sitios restantes estén algo esparcidos: unos antes, otros algo más tarde”

Como se muestra en este tweet, el proceso ya ha llegado casi a su fin. Aunque no se haya finalizado con el proceso para todas las webs, te recomendamos que tengas una versión de tu sitio web optimizado para dispositivos móviles de acuerdo con los estándares de Google. Por esa razón, te traemos las prácticas recomendadas que te ayudarán a mantenerte en los mejores resultados de Google:

  • Tu sitio debe tener un diseño "responsivo": la versión móvil de tu sitio debe tener un diseño que permita adaptar el contenido de tu sitio a la pantalla de los dispositivos móviles para que sea más agradable de leer y ver para los internautas.

  • Googlebot debe tener acceso a tu contenido: debes utilizar las mismas etiquetas meta robots en las versiones móviles y de escritorio de tu sitio. Puedes utilizar la herramienta de prueba robots.txt para ver si la versión móvil de tu sitio es accesible para Googlebot.

  • El contenido de la versión móvil de tu sitio debe ser idéntico al de la versión de escritorio: no debe haber más contenido en la versión de escritorio que en la versión móvil y debes recordar mantener los mismos encabezados, de lo contrario Google no tendrá acceso a tanta información como antes y podrías ver una pérdida de tráfico en tu sitio.

  • Tanto la versión móvil como la de escritorio de tu web deben tener los mismos datos estructurados. Los datos estructurados son los datos que Google busca cuando rastrea tu sitio y le ayudan a entender tu contenido. Puedes utilizar la herramienta de comprobación de datos estructurados e introducir las URL de las versiones para móviles y para ordenadores de tu sitio para asegurarte de que todo está en orden.

  • Ambas versiones de tu sitio deben tener también los mismos metadatos: por lo tanto, hay que asegurarse de que tienen los mismos meta títulos y meta descripciones.

  • Tu contenido visual debe cumplir ciertos criterios:

    • Imágenes: Utiliza imágenes de alta calidad (evita las imágenes demasiado pequeñas o de baja resolución). Asegúrate de que las URL y las etiquetas de texto alternativo son las mismas para las versiones normal y móvil de tu sitio y utiliza un formato de imagen adecuado para la navegación en dispositivos móviles.

    • Vídeos: No utilices urls cambiantes para tus vídeos. Utiliza formatos adaptados a la navegación en móviles y en ordenadores y asegúrate de tener los mismos datos estructurados para tus vídeos en ambas versiones. Recuerda también colocar el vídeo en un lugar que sea fácilmente accesible para los usuarios de móviles.

  • La velocidad de carga de tu página debe ser optimizada: el tiempo de carga del contenido de tu página es un factor determinante para tu tasa de rebote, que influirá en la cantidad de tráfico de tu sitio. Debes asegurarte de que el tiempo de carga de tu sitio en los dispositivos móviles no supera los 3 segundos. Existen varias herramientas gratuitas que te ayudarán a optimizar la velocidad de carga de tu sitio, como PageSpeed Insights, Lighthouse o la guía de experiencia de páginas AMP.

Para información más detallada sobre las mejores prácticas de Google en cuanto a este tema, haz clic aquí.

Como hay otros factores que tener en cuenta a la hora de optimizar tu web para dispositivos móviles, no dudes en ir a este artículo con consejos que te pueden ayudar a mejorar aún más tu versión móvil para estar siempre por delante de tu competencia.

Por otro lado, puedes informarte del estado de indexación de tu web en Google Search Console. El estado se muestra en la página de configuración, así como en la URL Inspection Tool, cuando compruebas una URL en específico para comprobar el rastreo más reciente. Si tu web no está indexada, te recomendamos que la optimices según los criterios mencionados en este artículo para asegurarte que puede ser indexada por Google.

Para más preguntas, no dudes en contactarnos. Estaremos encantados de ayudarte y responder a tus preguntas.

¿Tienes más preguntas sobre otros temas? Ve a nuestro centro de ayuda para encontrar la respuesta:

https://help.rankingcoach.com/es/

¿Encontró su respuesta?